Estar delgado no te protege más de un infarto, respecto a una persona con sobrepeso, si no haces ejercicio

Por Europa Press
Fecha: 17/01/2019

Las personas delgadas pero sedentarias tienen el mismo riesgo de ataque cardiaco o accidente cerebrovascular que las que tienen sobrepeso, según ha evidenciado un estudio llevado a cabo por expertos de la Universidad de Florida en Gainesville (Estados Unidos) y que ha sido publicado en ‘American Journal of Cardiology’.

En concreto, los científicos han observado que las personas con peso normal que pasaban la mayor parte del día sentadas, pero que seguían alcanzando los objetivos de ejercicio moderado semanal recomendados por un mínimo de 150 minuto, tenían un riesgo 58 por ciento menor de ataque cardíaco o derrame cerebral que las personas con sobrepeso. (más…)

¿Es bueno ser muy perfeccionista?: la cara oculta de lo perfecto

Por Europa Press
Fecha: 07/12/2018

La rutina fluye a una enorme velocidad, lo que hace de la escasez de tiempo y la necesidad de obtener resultados inmediatos los principales motores del ritmo de vida. Sin embargo, algunas personas no se conforman con sacar su cometido, académico, laboral o personal, sino que tienen que hacerlo perfecto.

“Unas expectativas en cotas demasiado altas y grados de perfección inalcanzables se llevan por delante la salud física y mental, aleccionando sobre la importancia de llegar a la meta por encima del disfrute del camino”, ha explicado el psicólogo del Hospital Vithas Nisa Pardo de Aravaca (Madrid), Carlos Rodríguez Méndez. (más…)

¿Por qué mentimos al médico?

Por Europa Press
Fecha: 03/12/2018

Cuando tu médico te pregunta con qué frecuencia haces ejercicio, ¿le das una respuesta honesta? ¿Qué pasa cuando te pregunta qué has estado comiendo últimamente? Si eres de los que camuflas la verdad, no estás solo. Según un estudio, entre el 60 y el 80 por ciento de las personas encuestadas no comunica a sus médicos información que podría ser relevante para su salud.

Además de hablar sobre la dieta y el ejercicio, más de un tercio de los encuestados no hablaron cuando no estaban de acuerdo con la recomendación de su médico y otro escenario común fue no admitir que no entendieron las instrucciones que les dio su médico. (más…)

Casi la cuarta parte de las personas en el mundo serán obesas en 2045

Por Europa Press
Fecha: 23/05/2018

Nuevas investigaciones de varias ciudades en el mundo presentadas en el Congreso Europeo de Obesidad de este año, que se celebra en Viena, Austria, demuestran que si las tendencias actuales continúan, casi una cuarta parte (22 por ciento) de las personas en el mundo será obesa en 2045 (un aumento del 14 por ciento en 2017) y una de cada ocho (12 por ciento) tendrá diabetes tipo 2 (un aumento del 9 por ciento en 2017).

El estudio, presentado por el doctor Alan Moses, de ‘Novo Nordisk Research and Development’, en SOborg, Dinamarca, y Niels Lund, de ‘Novo Nordisk Health Advocacy’, en Bagsværd, Dinamarca, y sus colegas del Steno Diabetes Center, Gentofte, Dinamarca, y el’ University College’ de Londres, Reino Unido, también indica que para evitar que la prevalencia de la diabetes tipo 2 supere el 10% por ciento en 2045, los niveles de obesidad global se deben reducir en un 25 por ciento.

Los datos de población de todos los países del mundo se obtuvieron a partir de la colaboración de factores de riesgo de enfermedad no transmisible (una base de datos de la Organización Mundial de la Salud). Para cada país, la población se dividió en grupos de edad. Desde 2000 a 2014 (elegido porque los datos son más fiables a partir de 2000), la población en cada grupo de edad se dividió en categorías de índice de masa corporal (IMC).

Para cada país y grupo de edad, se proyectó la proporción de personas en cada clase de IMC. Luego, se aplicó el riesgo de diabetes para cada edad y grupo de IMC, lo que permite estimar la prevalencia de la diabetes en cada país cada año. La prevalencia para cada país se calibró para coincidir con las estimaciones regionales de la Federación Internacional de Diabetes, tomando en cuenta las diferencias en el modo de vida, la nutrición y la disposición genética para la diabetes.

En 2014, estas tres instituciones colaboraron para lanzar el programa ‘Cities Changing Diabetes’ para acelerar la lucha mundial contra la diabetes urbana. El programa comenzó con ocho ciudades: Copenhague, Roma, Houston, Johannesburgo, Vancouver, Ciudad de México, Tianjin, Shanghai. Desde entonces, se han sumado otras siete ciudades: Beijing, Buenos Aires, Hangzhou, Koriyama, Leicester, Mérida y Xiamen.

El programa ha establecido asociaciones locales en estas 15 ciudades para abordar los factores sociales y los determinantes culturales que pueden aumentar la vulnerabilidad a la diabetes tipo 2 entre las personas que viven en sus ciudades. Parte de este trabajo incluyó proyecciones de obesidad y diabetes basadas tanto en las tendencias actuales como en un escenario meta global. La investigación ha llevado a una mayor comprensión de los diferentes desafíos a los que se enfrenta cada ciudad con respecto a los determinantes genéticos, ambientales y sociales de la diabetes en esa ciudad.

Las sorprendentes proyecciones a nivel mundial indican que, según las tendencias actuales, la prevalencia de obesidad en todo el mundo aumentará del 14 por ciento en 2017 al 22 por ciento en 2045. La prevalencia de diabetes subirá del 9,1 al 11,7 por ciento durante el mismo periodo, lo que ejercerá una presión masiva sobre los sistemas de salud, que ya gasta grandes sumas solo para tratar la diabetes.

TRABAJAR PARA PREVENIR NUEVOS CASOS DE OBESIDAD Y DIABETES

Aunque la acción inmediata no dará como resultado la reversión rápida de la epidemia de diabetes y obesidad, es esencial trabajar ahora para prevenir nuevos casos de obesidad y diabetes. El modelo de los autores sugiere que, para estabilizar la prevalencia global de la diabetes al 10 por ciento, la prevalencia de obesidad debe descender constantemente y en total alrededor de una cuarta parte, del nivel actual del 14 por ciento a poco más del 10 por ciento para 2045.

Los autores señalan que los números anteriores son para el escenario ‘global’. Los países individuales muestran tendencias individuales y deben tener sus propios objetivos. Por ejemplo, si continúan las tendencias actuales en Estados Unidos, la obesidad aumentará del 39 por ciento en 2017 al 55 por ciento en 2045, y las tasas de diabetes del 14 al 18 por ciento.

Para mantener las tasas de diabetes en Estados Unidos estables entre 2017 y 2045, la obesidad debe caer del 38 actual al 28 por ciento. Y en Reino Unido, las tendencias actuales predicen que la obesidad subirá del 32 actual al 48 por ciento en 2045, mientras que los niveles de diabetes crecerán del 10,2 al 12,6 por ciento, un aumento del 28 por ciento. Para estabilizar las tasas de diabetes en Reino Unido al 10 por ciento, la prevalencia de la obesidad debe disminuir del 32 al 24 por ciento.

“Estas cifras subrayan el asombroso desafío al que se enfrentará el mundo en el futuro en términos de personas obesas, con diabetes tipo 2 o ambas. Además de los desafíos médicos a los que se enfrentarán estas personas, los costos para la salud de los sistemas de los países serán enormes”, dice Moses.

“Se prevé que la prevalencia mundial de obesidad y la diabetes aumentará drásticamente a menos que la prevención de la obesidad se intensifique significativamente. Desarrollar programas globales efectivos para reducir la obesidad ofrece la mejor oportunidad para desacelerar o estabilizar la prevalencia insostenible de la diabetes. El primer paso debe ser el reconocimiento del desafío que presenta la obesidad y la movilización del servicio social y los recursos para la prevención de enfermedades para frenar la progresión de estas dos afecciones”, plantea.

Y agrega: “Cada país es diferente en función de las condiciones genéticas, sociales y ambientales únicas, razón por la cual no hay un enfoque de ‘talla única’ que funcione. Los países deben trabajar en la mejor estrategia para ellos”. Y concluye:” A pesar del desafío al que se enfrentan todos los países con la obesidad y la diabetes, la tendencia puede cambiarse, pero será necesario medidas agresivas y coordinadas para reducir la obesidad y las ciudades individuales deberían jugar un papel clave en la confrontación de los problemas relacionados con la obesidad, algunos de los cuales son comunes a todas ellas y otros son únicos para cada una de ellas”.

¿Condiciona la obesidad el riesgo de empezar a fumar?

Por Europa Press
Fecha: 17/05/2018

Ser obeso se asocia con un mayor riesgo de empezar a fumar y la frecuencia de cigarrillos por día, según un estudio publicado en ‘The BMJ’. Estos resultados sugieren fuertemente que la obesidad influye en el comportamiento de fumar, lo que podría tener implicaciones para las intervenciones de salud pública con el objetivo de reducir la prevalencia de estos importantes factores de riesgo, dicen los investigadores. (más…)

¿Cómo vivir hasta los 150 años?

Por Europa Press
Fecha: 02/05/2015

ancianaEs médico y experto en tratamientos anti edad, director de la unidad de investigación en biogerontología (ciencia del envejecimiento) de Reino Unido y además asegura que vivirá hasta los 150 años. Alex Zhavoronkov es el hombre que tiene la solución para vivir más tiempo.

Zhavoronkov asegura que los avances científicos y la extensión del uso de antibióticos han aumentado la esperanza de vida, que ahora es mucho mayor de lo que creemos. Para confirmar su teoría, se ha retado a vivir su vida de forma que llegue a los 150 años, según ha publicado el diario británico ‘The Telegraph’. (más…)

El verdadero elixir de la vida

Por Cristina G. Lucio (El Mundo)
Fecha: 07/04/2015

14282558763314Sus métodos son bien distintos de los que usaban los alquimistas, pero, a su manera, la ciencia de hoy sigue afanándose en encontrar el ansiado elixir de la vida, la fórmula que permita curar todas las enfermedades y evitar a la parca cuantos más años mejor.

La tarea es más que compleja, pero hay una parte de la ecuación que está resuelta desde hace décadas: llegar a viejo en buenas condiciones se relaciona estrechamente con qué comemos y cuánto nos movemos. “Hay muchas investigaciones que han demostrado que llevar una alimentación saludable y mantener un estilo de vida activo se asocia con un menor deterioro y menos riesgo de padecer enfermedades“, resume Rosa López Mongil, coordinadora del Grupo de Trabajo de Nutrición de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). (más…)

Aconsejan hábitos alimenticios sanos y perder peso con salud

Por Europa Press
Fecha: 06/04/2015

comer-en-familiaNutricionistas, médicos y expertos han coincidido en remarcar la necesidad de llevar una dieta sana y equilibrada y han prevenido de los peligros de perder peso demasiado rápido y sin asesoramiento puesto que al final el efecto es el contrario y pone en riesgo la salud.

Con motivo del Día Mundial de la Salud que se celebra este martes, expertos consultados por Europa Press han insistido en la importancia, desde la infancia, de adquirir hábitos alimenticios saludables y, ante el deseo de adelgazar, hacerlo de forma equilibrada para estar sano y lograr mantenerse con el paso de las semanas y meses. (más…)

La prevención personalizada

Por José Luis de la Serna (El Mundo)
Fecha: 02/12/2014

salud-manosSu salud, lector, depende en muy buena parte de usted mismo. Bastante más que del sistema sanitario del país en el que vive. Es verdad que un porcentaje razonable de las enfermedades que puedan castigarnos está relacionada con los genes, y poco podemos hacer por evitarlo, pero la mayoría de las veces seremos capaces de mantener a raya las peores consecuencia de casi todas las patologías con unas estrategias simples.

La primera de ellas (lo hemos comentado en estas páginas en muchas ocasiones) es la de tener unos hábitos de vida saludables. Promocione su salud. Odie el tabaco, haga deporte con frecuencia -sudando la camiseta, por supuesto- y mantenga una dieta mediterránea, como la que durante siglos hicieron nuestros antepasados. Así protegerá a las células. Hoy mismo el British Medical Journal publica un trabajo excelente afirmando que frutas, verduras, aceite de oliva y frutos secos controlan el acortamiento de los telómeros, esas estructuras del núcleo de las células responsables en buena parte del envejecimiento. (más…)